jueves, 20 de marzo de 2008

8

Sentado en el paradero, miraba la gente que entraba y salía del casino de enfrente. Nacer puede ser como entrar en un casino. Morir, como salir de él. Puedes salir del casino con dinero o sin dinero.

Pensé en monedas inmortales, que uno puede ganar en vida, y llevarse después de muerto. Estas monedas estarían hechas de una sustancia invisible a los ojos humanos. ¿Conocimiento? ¿Evolución espiritual? ¿Karma?

¿Cuántas monedas inmortales tengo?

1 comentario:

Kurt C. dijo...

y si se te bonificaran algún día hasta después de la muerte??? y no supieras que las has ganado y te sorprendieras de tantas que tienes.