sábado, 5 de abril de 2008

24

Hoy desperté como un anciano. Conforme iban pasando las horas, me iba transformando en un hombre de 40. Al atardecer, un viento de juventud me acompañaba. En la noche, la vida se fue haciendo más simple. Caminé rumbo a casa, como un niño absorto en sus pasos.

Ahora falta poco para entrar en la cama: el feto del sueño.

3 comentarios:

Enigma dijo...

Hola que tal, vengo de Blogueratura.com para checar Tu blog, pero viendo que cumple con todo salvo un requisito, te dejo este msg.

Sucede que en blogueratura.com no se dan de alta blog sino tienen de menos 3 meses de vida y publicando, por ello, guardo tus datos y cuando cumplas este detallito, me avisas para darle de alta, ¿vale?

Saludos y cualquier duda el.enigma@gmail.com o blogueratura@gmail.com

Kurt C. dijo...

excelente entrada, me encantaron los 4 pasos de la vida.
Es como el acertijo de la esfinge, qué animal anda en 4 patas en la mañana, en 2 en la tarde y en 3 en la noche?

Kat dijo...

mmmm
prefiero ser embrión