lunes, 14 de abril de 2008

33

En mi historia de los días, nunca volverá a existir otro día 33. No pasó nada digno de contar, pero no importa. Es el día 33, y eso le basta.

3 comentarios:

marií dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
marií dijo...

“A todos, en algún momento, se nos ha revelado nuestra
existencia como algo particular, intransferible y
precioso."

Octavio Paz

quita "nuestra" y agrega "la existencia del día 33".

saludos, chévere tu blog

Goyette Dos Gallos dijo...

Pueden venir muchos días de estos,
con menos chocolate, más zapatillas,
un cielo tinto,
un café batido,
y calma fenecida.

Un abrazo.