sábado, 26 de abril de 2008

45

Un viejo mendigo de barba gris en las calles del centro de Lima. Su ropa vieja y sucia. Grita:

-¿Quién tiene una vida verdadera? ¡Estoy buscando a alguien que tenga una vida verdadera!

La gente pasa. Algunos sonríen, otros se alejan. El viejo voltea su cara hacia mí.

-¿Tienes una vida verdadera? ¿Eres tú alguien real?

Me acerco un poco. Estoy con los bolsillos en el jean. No digo nada.

-Qué perdida de tiempo muchacho. Tú no eres real. Sigue caminando. ¡Vete!

Sigo parado unos segundos. Luego me voy. De repente, tengo ganas de entrar al cine. Ver personas que no sean reales.

9 comentarios:

arqueck dijo...

¿Qué es esta genialidad?

Un día cruzamos un linyera que nos dijo: "¿quieren ser testigos de algo?"

No sé por qué le dijimos "no" y nos fuimos.

meridiana dijo...

me encantó lo que escribiste
Pero quien sabe que es real o no? quizás en verdad solo alguien que no esté del todo cuerdo pueda ver con claridad.
Muy bueno. Un saludo
Vanesa Aldunate

Unika dijo...

Muy bueno el texto, y mejor aun sus interrogantes... que bella realidad la ilusion o deberia decir...q bella e ilusoria realidad?
salutes unikos!
La U.

matlop dijo...

la realidad es una

está en la cabeza imaginaria!!

abrazos
M

Juan dijo...

Realidades hay muchas , todo depende de los sentidos.
Buen día.

Kurt C. dijo...

Vaya...sin palabras...quién vivía realidad soñaba con estar fuera de ella.

Leticia Zárate dijo...

La realidad... quizá no hay ninguna...

Goyette Dos Gallos dijo...

Suena como al rinoceronte, y esos cuentos que andan vendiendo lo poetas en las calles.

Amaveli dijo...

Reales muchos... Originales pocos...

Me agrada tu blog :)