lunes, 26 de mayo de 2008

74

Domingo. Me desperté. Desayuné. Vi televisión. Almorcé. Vi una película. Comí. Fui a recoger un libro prestado. Mi amiga tenía un hamster en su cuarto. Daba vueltas y vueltas en su rueda, como queriendo batir un récord.

Caminando regreso a casa, la sensación del día siguiente. Despertarse, desayunar, trabajar, almorzar, regresar al trabajo, a la casa, jugar algo en la pc, dormir.

6 comentarios:

Goyette Dos Gallos dijo...

Una historia d elos días.

Un abrazo hoy lunes.

Franco Morales dijo...

los dias dan miedo en su mediocridad muchas veces. Pero es lo que pasa y lo que somos... Por suerte, se puede encontrar en esa repeticion de hecho una trascendencia. Sino, ya hubieramos perecido como especie
Q tenga buenos días!!!

VisceralFreeDoom.- dijo...

no hemos trascendido (por lo menos a mis ojos) creo que trascenderemos cuando podamos vivir como "miembros" y no como "individuos", para ello habria que desarmar muros de concreto y hierro a manos desnudas, poco sacrificio para la gran recompenza.

Juan dijo...

La rutina , las constantes de nuestro "problema de matematica" diario.

vesania dijo...

Al menos el domingo es tranquilo, lo que es el lunes... me carga el lunes.

¿qué tal tu lunes?

Kurt C. dijo...

Podemos salir de la rueda e improvisar algo.